¡Registrate en nuestro sitio hoy! Los usuarios más activos participarán de obsequios mensuales en las principales tiendas del país


Trump y Groenlandia: el presidente de EE.UU. cancela un viaje a Dinamarca por no querer venderle la isla

TrumpDerechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente estadounidense canceló vía Twitter una visita oficial prevista a Copenhague después de que el país europeo se negara en rotundo a su idea de comprar Groenlandia.

Lo que algunos creían que incluso se trataba de una broma de Donald Trump podría acabar convirtiéndose en un problema diplomático entre Estados Unidos y Dinamarca.

El presidente estadounidense canceló este martes vía Twitter el viaje oficial que tenía previsto realizar al país europeo en septiembre, después de que su primera ministra asegurara que Groenlandia no estaba a la venta.

Trump sugirió la pasada semana que su país estaba interesado en comprar este territorio danés autónomo.

Pero la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, describió la idea como «absurda» y dijo que confiaba en que Trump no hablara en serio.

«Dinamarca es un país muy especial con gente increíble, pero según los comentarios de la primera ministra Mette Frederiksen de que no tendría interés en discutir la compra de Groenlandia, pospondré nuestra reunión programada en dos semanas para otro momento», tuiteó Trump.

«La primera ministra fue capaz de ahorrarnos una gran cantidad de gastos y esfuerzos tanto para Estados Unidos como para Dinamarca al ser tan directa. ¡Se lo agradezco y espero reprogramar (el encuentro) en algún momento en el futuro!», añadió.

Un portavoz de la Casa Blanca confirmó que la visita oficial del presidente había sido cancelada.

El interés por la isla

La decisión de Trump llegó tras las declaraciones que Frederiksen hizo este lunes durante una visita a la isla.

«Groenlandia no está en venta. Groenlandia no es danesa, es groenlandesa. Espero de verdad que no sea nada que se haya dicho en serio», afirmó la primera ministra.

El pasado domingo, Trump confirmó informaciones que apuntaban a su interés por comprar Groenlandia. Cuando se le preguntó si consideraría intercambiar un territorio estadounidense por la isla, respondió: «Bueno, se podrían hacer muchas cosas».

«Básicamente, es un gran negocio inmobiliario», dijo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Groenlandia es una región estratégica para EE.UU.

EE.UU. ha visto históricamente a la isla como un objetivo estratégico importante por su cercanía al Ártico y sus recursos naturales como carbón, zinc, cobre y hierro.

Pero la idea de Trump fue inmediatamente rechazada por funcionarios groenlandeses y daneses. «Groenlandia no está a la venta, pero Groenlandia está abierta al comercio y la cooperación con otros países, incluido Estados Unidos», dijo el primer ministro del territorio, Kim Kielsen.

Soren Espersen, portavoz de Asuntos Exteriores del Partido Popular Danés (tercera fuerza parlamentaria del país), dijo a la emisora nacional DR: «Si realmente está contemplando esto, entonces esta es la prueba final de que se ha vuelto loco».

¿Dónde está Groenlandia?

Groenlandia es la isla más grande del mundo después de Australia. Es un territorio danés autónomo, ubicado entre los océanos Atlántico y Ártico.

Tiene una población de aproximadamente 56.000 personas que viven sobre todo cerca de la costa. Casi el 90% son indígenas inuit de Groenlandia. Tiene un autogobierno limitado y cuenta con su propio parlamento.

Más del 80% de la isla está cubierta por una capa de hielo que se teme pueda derretirse debido al calentamiento global. La desaparición del hielo ha aumentado el acceso a los recursos minerales de la isla.

Pero también se cree que este fenómeno pueda dejar al descubierto desechos nucleares tóxicos que se abandonaron durante la Guerra Fría en varios sitios militares de EE.UU., que estableció una fuerza aérea y una base militar en la isla al comienzo del histórico enfrentamiento entre el bloque Occidental y el bloque del Este.

Lo cierto es que no es la primera vez que EE.UU. muestra interés por Groenlandia.

El presidente Harry Truman hizo una oferta para adquirirla por US$100 millones en 1946 que se topó con el rechazo de las autoridades danesas y, antes de Truman, el Departamento de Estado había iniciado en 1867 una investigación con el mismo fin.

Tampoco sería la primera vez que Dinamarca le vende territorio a EE.UU.: en 1917, Washington le compró al país europeo las Indias Occidentales y las rebautizó como Islas Vírgenes de EE.UU.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.