¡Registrate en nuestro sitio hoy! Los usuarios más activos participarán de obsequios mensuales en las principales tiendas del país


Dimite Giuseppe Conte: las duras críticas del primer ministro de Italia a Matteo Salvini antes de anunciar que abandona el cargo

Conte y Salvini.Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Conte criticó abiertamente durante su discurso al ministro del Interior, Matteo Salvini, sentado junto a él en el Senado.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, dimitió este martes ante el presidente de la República, Sergio Mattarella, tras la gran crisis de gobierno abierta en el país europeo.

En un discurso ante el Senado, Conte criticó abiertamente a su ministro del Interior y líder de la ultraderechista Liga Norte, Matteo Salvini, a quien acusó de «irresponsable» por crear el conflicto al priorizar «sus propios intereses y los de su partido» a los del país.

«Sus decisiones implican serios riesgos para este país» y son «»culpables de llevar al país a una espiral de incertidumbre política e inestabilidad financiera», dijo Conte con Salvini sentado a su lado.

«La crisis en curso socava la acción de este gobierno, que se detiene aquí», afirmó Conte, antes de insitir en que «la responsabilidad de la situación lleva su firma (la de Salvini)».

A partir de este miércoles, el presidente Mattarella consultará a los partidos políticos para decidir si es posible la formación de un nuevo ejecutivo, nombra uno técnico que gestione el país hasta que se celebren elecciones o disuelve el parlamento y convoca comicios en otoño.

Graves discrepancias

La Liga Norte y el antististema Movimiento Cinco Estrellas formaron una coalición para gobernar Italia hace solo 14 meses, con el independiente Conte como primer ministro.

Hace dos semanas, Salvini declaró que la coalición de gobierno era inmanejable y presentó una moción de censura en contra de Conte, que no se llegó a votar.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Conte presentó su dimisión como primer ministro ante el presidente Sergio Mattarella.

Las discrepancias entre Salvini y Conte eran más que evidentes públicamente. Una de las más recientes fue cuando Salvini, quien se negaba rotundamente a que un centenar de migrantes rescatados en el Mediterráneo por el barco Open Arms pisaran suelo italiano, acabó aceptando el desembarco de los menores de edad.

«Hago esto contra mi voluntad» y solo «porque me lo ha pedido el primer ministro», reconoció Salvini, después de que Conte lo calificara de «desleal» y «obsesionado con no dejar entrar migrantes».

¿Qué respondieron los líderes de la coalición de gobierno?

«No tengo miedo de la opinión de los italianos. Quien tiene miedo de la opinión de los italianos no es un hombre libre», dijo este martes Salvini sobre la posibilidad de celebrar elecciones en otoño.

Tras escuchas las críticas de Conte, el ministro del Interior reiteró que «volvería a hacer lo mismo» y aseguró que quiere un país «libre y soberano», que «no tenga que defenderse continuamente de las decisiones» de Bruselas, y que responda solo a los italianos.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Salvini aseguró que «volvería hacer lo mismo» tras las duras críticas de Conte.

«Somos los únicos fascistas que queremos el voto, los únicos dictadores que queremos el voto. Imaginen qué dictadura instauraríamos: la de la soberanía de los italianos», añadió.

Por su parte, el líder de Cinco Estrellas, Luigi Di Maio, dijo que trabajar con Conte había sido «un honor» y recalcó que su partido tampoco temía otras elecciones.

En una publicación de Facebook antes del discurso de Conte, Di Maio dijo que era «el día en que la Liga tendrá que responder por sus fallos por haber decidido derribar todo, abriendo una crisis gubernamental a mediados de agosto».

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.