¡Registrate en nuestro sitio hoy! Los usuarios más activos participarán de obsequios mensuales en las principales tiendas del país


Mirando hacia atrás en el tiempo

Nuevamente están en el tapete varias «cositas» que si se quiere nos tiene que llamar la atención. La violencia es en el mundo, pero al parecer es solo en Uruguay. Los envíos de drogas al viejo mundo, que según parece y los grandes medios de comunicación así lo muestran en grandes titulares, «son todos desde Uruguay», aunque después ellos dirán que son de otros países de la región, pero no se quiere ver.

La triple masacre realizada en EEUU que dejaron decenas de muertos y más de un centenar de heridos, la derecha no solo no lo quiere ver sino que los medios de comunicación uruguayos, «lo dirán hoy y callarán mañana». Los aportes en $$$, léase dólares, que está realizando el FMI al sostenimiento de la economía de Argentina en plena campaña electoral, con fuga de capitales y aumentos de servicios es algo increíble.

Muchas cosas son producto de los avatares del mundo, Uruguay incluido, pero otros son «inventados» por unos servicios de información como la CIA y todas sus colaterales que en el mundo trabajan para beneficio de los empresarios y el Departamento de Estado de EEUU, que son los que se rebuscan apropiándose de cuantos recursos son posible en el mundo.

Ejemplos sobran, solo algunos en especial en América Latina: el cobro de los impuestos aduaneros en Haití, la instalación de casinos y prostíbulos en Cuba, el otorgamiento de grandes extensiones de tierras en Guatemala y casi todos los países de América central a la United Fruit Company. Ni hablemos de las grandes concesiones para la búsqueda de metales, petróleo y gas en casi todos los países de América.

Finalizada la segunda guerra mundial, EEUU se apoderó colonizando a sangre y fuego, de cientos de islas en el Pacífico. Pero para el trabajo que desarrolla la CIA fue muy importante la creación de decenas de empresas vinculadas todas a los medios de comunicación y difusión de noticias.

El cine creado en Hollywood, sus películas, fueron una vía única para inculcar un odio a los pueblos originario del lejano oeste americano. Muchos ídolos del cine americano se prestaron para desprestigiar a los negros en su lucha por su liberación de la esclavitud, una de ellas es «Camino de Santa Fe» de 1940.

Aunque también podemos decir que la película «Pacto de honor» (1955), los indios pieles rojas salen con escudos donde está dibujada la esvástica. También era común escuchar aquello de los terribles Apaches o los salvajes Comanches. El decir, casi en forma constante que los indios pieles rojas eran sanguinarios, asesinos y ladrones, y eso forma parte de un lenguaje especial para instigar el odio hacia los pueblos originarios.

En nuestro Uruguay los partidos tradicionales con todo un pensamiento hacia el porqué de determinadas cosas, lo que debemos hacer es volver la vista hacia el pasado. ¿O no queremos recordar más a nuestro Artigas? Solo decimos ¿Viva la heroica Paysandú sin decir lo que realmente sucedió allí? ¿Ya no queremos recordar más a Aparicio Saravia?

Siempre debemos recordar el pasado para no cometer los mismos errores en el futuro. Hoy es relativamente fácil, con las aplicaciones de Google, buscar y ver como cuando los imperios -en especial EEUU- realizan una propaganda contra un país, una comunidad, de la naturaleza que sea, siempre usando lacayos y/o mercenarios. En esto la agencia de inteligencia de EEUU no es ajena a nada, trabajan en conjunto, con un solo patrón: CIA-BID-FMI- los fabricantes de armas. Todos juntos, pero también junto con países como Francia, Reino Unido, Israel y Alemania. Todos tienen algo que ganar, «aquí o más allá».

Seguro que muchos dirán: «qué loco es este columnista», hablar de todo esto. SI, porque el gobierno de Donald Trump puso «sus ojos en algo». Por eso entró en la campaña electoral de Uruguay. Al parecer no les resultó Sartori; Manini Ríos no da pie; el pompita se está hundiendo; Talvi ya mostró su hilacha y Novick desapareció.

El famoso aviso del Departamento de Estado Norteamericano sobre el tema se seguridad de los viajeros en Uruguay es algo que linda casi en lo ridículo, comparado con lo que sucede en Argentina y Brasil. Esto podría estar atado al pedido que el presidente de Brasil, Bolsonaro, le realizó a Trump cuando visitara Argentina antes del 27 de octubre para respaldar al derechista Macri.

Seguro, en Argentina la fuga de capitales en la era Macri es de 72.234 millones de dólares en solo 3 años y medio. En el primer semestre de 2019 se fueron del país 10.881 millones de dólares según surge de un inforne del Banco Central Argentino. Ojo que no nos olvidamos del pedido de EEUU de no invertir en Uruguay.

Estamos a 78 días de las elecciones nacionales y NO se ve que el Frente Amplio ponga toda la carne en el asador, es decir, salir con todo a ganar en primera vuelta, aunque para eso debe de buscar y conquistar votos del centro, pero sin perder por la izquierda.

Se debe convencer a los indecisos y a los que dicen que votarán en blanco. Pero esto no se puede realizar desde atrás de un escritorio. Esto debe de ser cara a cara con el vecino, no solo con la información, sino con propaganda, con agitación creando un clima de enamoramiento frenteamplista. Estamos a tiempo, pero el mismo no sobra, hay que salir a las calles con las banderas con los colores ROJO, AZUL y BLANCO.

Fuente: República – Link a la nota original: https://www.republica.com.uy/mirando-hacia-atras-en-el-tiempo-id724409/

Tags: